Aganova se adjudica un contrato para detectar pérdidas en conducciones críticas de agua en Córdoba

La Diputación de Córdoba, a través de Emproacsa, la empresa de Aguas de Córdoba, ha adjudicado a Aganova un contrato para la auditoría de pérdidas mediante inspección de la tubería de bombeo que conecta el embalse de La Colada con la planta de tratamiento de agua potable de Sierra Boyera. Esta acción se enmarca dentro del plan de obras de urgencia que ha activado la Diputación para paliar el problema de suministro de agua potable que sufre la zona norte de Córdoba y en un esfuerzo por optimizar los recursos en tiempos de sequía, donde cada gota cuenta.

En situaciones de emergencia por sequía como la actual, la apuesta por la máxima eficiencia en el funcionamiento de las infraestructuras se vuelve crucial, y en este contexto, la Diputación de Córdoba ha apostado por tecnología 100% andaluza.

Agustín Ramírez, CEO de Aganova, tras la adjudicación señalaba “Esta adjudicación es un reconocimiento al compromiso de Aganova con la innovación y la sostenibilidad en la gestión del agua. Estamos orgullosos de ser pioneros en soluciones que no solo optimizan, sino que también preservan este recurso esencial cuando más falta hace en nuestra región”.

El diagnóstico por inspección de redes de tuberías de transporte, proporciona a los gestores de la infraestructura una información rápida y veraz sobre su estado de conservación y los problemas de funcionamiento que no se ven desde el exterior, como son las fugas o bolsas de aire. La rápida localización y marcado preciso de las fugas permite su pronta reparación y el ahorro, en muchos casos, de millones de litros al año.

La tecnología de Aganova acumula ya más de 3.000 kilómetros de conducciones inspeccionadas en diferentes geografías del mundo, incluyendo Oriente Medio, donde ha sido fundamental en la optimización y gestión efectiva del agua en condiciones de escasez del recurso hídrico.